HTML/JavaScript

jueves, 18 de junio de 2009

PURO CUENTO

“¡¡¡Mamá, quiero ser Ingeniero!!!”
Le dije a la persona que mas amaba, y quien a la vez era la que más se preocupaba por mi educación. En ese entonces era sólo un imberbe adolescente a punto de terminar la secundaria y que pronto se vería ante la terrible disyuntiva de escoger una especialidad universitaria y, mas aun, escoger la universidad a donde Postular.
“Puro Cuento” dijeron algunos familiares que no me veían con buenos ojos por lo rebelde de mi carácter.
“Quiero estudiar en la UNI!!!” les conté a mis amigos del colegio y del barrio refiriéndome a la mejor Universidad Nacional de Ingeniería de Latinoamérica (UNI), y la mayoría me felicitó, sólo algunos comprendieron lo difícil que era ingresar a dicha Institución. Pero escuché decir a mis espaldas… “Puro Cuento”.
“Dios Mío… Ya no se puede vivir en el Perú” dijo mi esposa ante la horrenda crisis económica y política que vivía el país. El dinero de nuestro salario era casi inservible y, peor aun, a diario la gente moría en las calles en manos de la represión gubernamental o los atentados terroristas.
“Nos vamos a California!!!” Le respondí como única solución individual a nuestros problemas.
¿A California?... “Puro Cuento” me dijeron muchos en mi propia cara.
“¡¡¡Quiero poner mi propia empresa constructora!!!” le confesé al compañero con quien abríamos una zanja para unos cimientos, usando picos y palas, en el Sur de California.
El bato mejicano, tan ilegal como yo en ese entonces, me miró y sonriendo me dijo “Órale cabrón, déjate de Pinches Cuentos y ponte a trabajar” y yo, recién llegado a gringolandia, entendí que sencillamente me decía “Puro Cuento” al sueño de salir de ese agujero.
“¡¡¡Se llamará: Branez Constrution!!!” me dije a mi mismo, en silencio, como una promesa ante la adversidad, mientras las gotas del sudor de mi frente corrían por mis mejillas confundiéndose con las lagrimas de mis ojos.
“¡¡¡Seré Escritor!!!” me dije al cerrar mi empresa constructora y así, un largo estilo de vida, con el mismo entusiasmo como cuando dije querer ser Ingeniero, sólo que ya habían pasado 40 años de mi vida. Claro que iba a ser muy difícil y yo mismo me pregunté ¿Será “Puro Cuento”?
“Excelentísimo Embajador de España…” fue el encabezamiento de mi solicitud para invitarlo a presentar mi primera novela en aquella Casa Cultural… “¿Puro Cuento?”
“Te Veré en Sueños” y luego “La Guerra Santa” son dos de mis novelas publicadas y distribuidas en el Perú y el Sur de California, las que demuestran que mis sueños y proyectos no son “Puro Cuento”.
Sin embargo, hoy les traigo una colección de cuentos y relatos que me propuse escribir como tarea cotidiana para demostrarme a mi mismo que podía ser un obrero de la escritura, trabajar con disciplina ocho horas diarias, además de mis otros proyectos mayores, y atraer la simpatía de mis lectores virtuales de la red de Internet: “Puro Cuento”.
Puro Cuento” esta vez no es una burla a proyectos que se creen inalcanzables o incumplidos, sino el titulo de la colección de mis mejores cuentos: “PURO CUENTO”. Es un E-Libro y también un Libro normal. El que espero que tenga la acogida de todos Uds.
Ahora para que vean que “PURO CUENTO” no es puro cuento los invito a visitar http://www.lulu.com/ y buscar el titulo anunciado, o simplemente a través del link:
http://stores.lulu.com/michaelangelobarnez

2 comentarios:

Carla dijo...

Me encanto el cuento. Y queria felicitarte por tu iniciativa y por tu libro!

Michaelangelo Barnez dijo...

Dear Carla, te agradezco la lectura y las felicitaciones.
Saludos