HTML/JavaScript

lunes, 22 de febrero de 2010

UOYOOOO… UOYO, YO, YO

DE  MICHAELANGELO BARNEZ

¡Uoyoooo!… ¡Uoyo, yo, yo! Fue el grito que erizó los poros de nuestra piel. Las luces multicolores e intermitentes parpadearon y hubo una explosión de alegría.
¡Uoyoooo!… ¡Uoyo, yo, yo!
*Gritaba un hombre en el escenario con el puño en alto, era delgado y de sonrisa fácil, y respondimos al unísono: ¡Uoyoooo!… ¡Uoyo, yo, yo! mientras saltaban de manera acompasada al ritmo de una fusión de ritmos del Reague jamaiquino, la Rumba española, el Rock pesado y sabe dios que otra más, sosteniendo una guitarra que no dejaba de rasgar, en medio de una banda musical no menos alegre y dinámica que él… Era Manu Chao y su banda, y nosotros más de 60,000 personas que comenzamos a dar saltos siguiendo el ritmo de la música… y el lugar tembló como en un terremoto. Y en medio de ese mar de gente lo hicimos nosotros también.
“Welcome to Tijuana… Tequila, sexo y mariguana…”
*Hoy hice un alto en mi vida y fui al concierto de Manu Chao, sí, Manu Chao había llegado por fin a mi país. Él se había presentado la noche anterior en un inmenso estadio de futbol, en donde se vendieron más de 60,000 entradas. ¿Ir allí? Imposible. La entrada más barata era de 10 dólares que equivalía al gasto que hacemos en casa para vivir diez días. Felizmente Manu Chao obliga a los promotores a auspiciar un concierto gratis. Por eso estábamos aquí.
“¡Yo vengo del hoyo yo yo… Hoyo yo yo… Hoyo yo yo!”
*Y yo también. Vivo a las afueras de la ciudad, en un lugar indecente, no recomendable para cualquier ser humano por insalubre y carente de todos los servicios como la luz, el agua y el desagüe. En un hoyo que un animal libre no aceptaría como guarida pero que otros millones de gente como yo, aplastados por el sistema, aceptamos.
“La suerte viene, la suerte se va por la frontera… por la carretera…
El hambre viene y el hombre se va por la carretera…”
*Soy obrero textil, casi por jubilarme. Vine a la capital, es un decir, desde las alturas de los andes hace 50 años, pero la gran Babilón no me aceptó, por eso caí en este hoyo del que no puedo salir. Mi hijo casi ingresa a la universidad de Ingeniería; que tal sueño ¿no?, ahora trabaja conmigo en la misma fábrica. Su hijo, mi nieto, tendrá su oportunidad, ya veremos…
“Solo voy con mi pena… Sola va mi condena
Correr es mi destino… Para burlar la ley
Perdido en el corazón… De la grande Babilón
Me dicen el clandestino… Por no llevar papel…”
*Trabajo de albañil, cuando puedo. Mi hermano mayor se fue al norte hace dos años y cada fin de mes nos escribe desde un lugar diferente. Allí, felizmente, trabaja y puede mandar dinero… eso nos ayuda un poco a vivir aquí. En cambio nunca podemos agradecerle porque no tiene un domicilio fijo. Dos años y ya conozco el nombre de más de veinte ciudades de la gran Babilón. ¿Mi hermano habrá visto a Manu Chao? Si estuviera aquí con nosotros estaríamos en este concierto.
“Welcome to Paradise… Welcome to paradise
Today it’s raining… Today it’s raining… in paradise
In Baghdad, it's no democracy
That’s just because, it’s a US Country
Go Maasai go Maasai be mellow,
Go Maasai go Maasai be sharp…”
*Gritábamos un grupo de universitarios en coro, a quienes no nos bastó el de anoche y hoy acompañábamos a Manu Chao en este concierto popular.
“Peruano… Clandestino
Argentino… Clandestino
Uruguasho… Clandestino
Mariguana… Ilegal…”
*Creo que cada quien tiene sus motivos para hacer o no hacer algo, lo peor es buscar excusas para lo mismo cuando debe decidir algo.
A mi edad, el doble o hasta el triple de la mayoría de jóvenes que me rodeaban, yo saltaba al borde del colapso pero con la felicidad de hacerlo sin el maldito temor. Quizás mañana, cuando una bolsa y una jeringa cuelgue desde mi futura incontinente vejiga o esté encadenado a una silla de ruedas, añoraré hacerlo pero, por lo menos, tendré la satisfacción de que en mi tiempo lo hice.
“Si yo fuera Maradona viviría como él…
La vida es una tómbola, de noche y de día…”
La fiesta terminaba pero la gente reusaba a irse.
Estábamos locos, nunca habíamos sentido tanta alegría ni brincado tanto, y gritamos por más, queríamos más, y como nunca… nos hicieron caso.
¡Uoyoooo!… ¡Uoyo, yo, yo!
Al final salimos gritando junto con él y su banda:
“!!!El Pueblo Unido… Jamás será Vencido¡¡¡”
y con el alma henchida de libertad.

9 comentarios:

Michaelangelo Barnez dijo...

Amigos... Asistí al concierto de Manu Chao, en un gran estadio, en Los Ángeles, California el 2007, allí no hay conciertos gratis extra, sino presentaciones en organizaciones benéficas o no lucrativas. En lo personal me divertí como nunca. Pero la narración que hago es una ficción basada en la realidad de un concierto que se dio en Lima, Perú, el 2002, creo, si no me falla la memoria. Desde esa fecha la obtusa burguesía de los espectáculos en el Perú, no ha vuelto a traerlo a pesar de haberse presentado en Argentina, Chile y otros países de A.L. en el 2009. Allí, a solo un paso y no traerlo, que estupidez sectaria.
Gracias, hasta muy pronto.

AGUSTIN dijo...

Michaelangelo: por donde pasa Manu Chao, deja su huella. Juro que te imaginé saltando, dejándote llevar por la energía del momento.
Excelente tu relato!

Michaelangelo Barnez dijo...

Estimado Agustín... El grito de "Uoyooo... uoyo, yo, yo!!!"... Aun resuena en mis oídos desde el día que lo escuché en el concierto, en el Long Beach Arena de California-2007.
La narración de arriba ha sido una recreación ficticia de un hecho real en Lima Perú, el 2002. En el que, lamentablemente, no estuve presente, pero lo logré en la ficción.
Saludos

medianoche dijo...

Que linda narración de tus vivencias con Manu Chau, y su concierto, nunca te leí pero creo que ahora te seguiré amigo.

Rosario

Analía dijo...

Apreciado Michaelángelo:
Muy buen relato, bien narrado. Mientras leia "podía ver" todo lo que allí estaba sucediendo.
Mi saludo cordial
Analía

Michaelangelo Barnez dijo...

Dear María de Rosario... Gracias por la lectura. Y pondré un link en mi Blog con el tuyo para no perdernos.
Saludos

Michaelangelo Barnez dijo...

Dear Analía... Si te gustó, me doy por satisfecho.
Te pondré en la lista de blogs amigos para compartir lecturas y comentarios. Ok?
Saludos

Ícaro Incombustible dijo...

Hola Michelangelo, hemos leído tu relato y nos gustaría que lo enviases a la revista independiente Ícaro Incombustible para el concurso del número 7 que está en ciernes. Si te gusta la idea, escríbenos a revistaindependiente@gmail.com.
La web donde puedes ver los números editados es: http://issuu.com/revistadearte_artmagazine

Un saludo; te esperamos

Michaelangelo Barnez dijo...

Estimados amigos de "La Revista Independiente", Ícaro Incombustible: Pueden publicar el presente u otro trabajo literario de mi Blog a condición de reconocer al autor, el lugar desde donde es tomado y avisarme para concederles el permiso formal.
Considero un honor su interés en mi colaboración con Uds.
Saludos