HTML/JavaScript

sábado, 20 de agosto de 2011

“Untitled”… La película.


Hace unos días hice un alto en la tarea de escribir mi nueva novela y vi esta película, “Untitled”, por cable y en un canal que poca gente ve, el mismo que suelo merodear de vez en cuando en busca de una evasión de las estruendosas producciones hollywoodenses. Ah, pero no me malentiendan por lo que digo en esta introducción, porque tampoco pertenezco al selecto grupo de la élite intelectualidad esnobista, la que no comprendo al fin y al cabo.
La película me gustó porque trataba de un tema que siempre aparece en mi pensamiento cuando veo el Arte moderno, contemporáneo, de estos días o como quieran llamarlo, expresada en sus diversas manifestaciones como en la escultura, la pintura, la música o inclusive en la poesía. Arte que, en mi opinión, es un reverendo adefesio, por no decir una grosería. Muchas veces he observado cuadros pintarrajeados, esculturas en hierro, concreto o madera, pequeñas y colosales, que califico como simple &@&@, y además escuchado un conjunto de sonidos “sin ton ni son”, las que nunca pueden ser interpretadas dos veces de la misma manera, tarareadas o siquiera silbadas ya que carecen de melodía alguna, sólo con el propósito de poder entender o adivinar lo que el artista quiere transmitir a mundo. En este punto quiero confesar que soy un tremendo ignorante y falto de sensibilidad artística para poder apreciar ese arte… porque le doy el beneficio de la duda y reconozco mis limitaciones.
La película me gustó, porque me hizo ver lo variado y contradictorio que puede ser el espíritu humano, especialmente de aquellos que no encajan en el llamado comportamiento estándar de la mayoría de la población o el estereotipo que hemos creado, reflejando así lo tortuoso y torturante que puede resultar ser un alma diferente en el mundo y al expresarse en el arte. 
Felizmente, el director de la película, Jonathan Parker, no es un “tipo de esos, como sus protagonistas,” y desarrolla la historia con comicidad, orden y fluidez, lo que hace que la película sea entendible, entretenida y, especialmente, apreciada. Actúan allí Adam Goldberg, Marley Shelton, Vinnie Jones, Eion Bailey y otros. Mírenla, si tienen la oportunidad, se lo recomienda un ignorante del Arte Contemporáneo.

1 comentario:

Susana Inés Nicolini dijo...

Aun no salgo de mi asombro de que me hayas enviado una invitación vía FB para conocer tus blogs y tu obra. Me siento una hormiguita delante de un coloso. Uffff... ¡muchas gracias!...
Me encanta tu estilo y todo lo demás. Y sería un honor que pasaras a conocer mis letras (en mis blogs).
Un abrazo grande desde Ciudad de Buenos Aires